makesense Américas

¿Y si…

… viviéramos en un mundo sostenible e inclusivo? ¿En un mundo en el que pudiéramos frenar el calentamiento global, distribuir mejor la riqueza, sustituir el individualismo, la competición y el consumismo por la solidaridad, la cooperación y la salvaguarda de los bienes comunes? ¿En un mundo en el que la imaginación, la colaboración y la alegría nos permitieran encontrar colectivamente los recursos para afrontar las crisis y escribir un nuevo porvenir?

Esta es la sociedad a la que aspiramos y por la que desplegamos tanta energía. Creemos que no hay nada que se resista al compromiso común y queremos que todas aquellas personas que defienden estas utopías se unan a nuetro movimiento.

Tras 10 años, seguimos devolviendo a todas las personas el poder de actuar, y brindando a las buenas ideas los medios para que se lleven a cabo.

makesense for citizens

Permitimos que ciudadanas y ciudadanos implementen soluciones concretas en sus cuidades mediante herramientas de movilización divertidas, colaborativas y formadoras.

makesense for entrepreneurs

Ofrecemos acompañamiento a emprendedores para que puedan idear soluciones sostenibles en nuestras incubadoras y programas, y las financiamos con nuestro fondo d’inversión.

makesense for organisations

Proporcionamos asesoramiento, formaciones y oportunidades para que organizaciones, empresas, ONG y entes públicos puedan transformarse profundamente.

Nuestro enfoque

Entre colaboración e inteligencia colectiva

Si bien es difícil predecir el futuro (no tenemos una bola de cristal) y resulta muy poco probable que todo salga como lo teníamos previsto, sabemos con certeza que ¡la transición ecológica y social será colectiva o no será! Para lograrla, el planteamiento y las herramientas que utilizamos permiten que todas las personas se movilicen.

Creemos…

Que nuestra capacidad para trabajar en equipo permite resolver desafíos colectivos.

Que un grupo de personas sobre el terreno puede aportar más soluciones concretas que un informe internacional aislado.

Que la colaboración y la puesta en común permiten ir más lejos que la patente y la propiedad privada.

Que la inteligencia colectiva abre las puertas a nuevas soluciones.

Que la movilización es plena cuando las personas entienden y se emocionan por los retos que tienen que vencer.

Que la capacitación para que las personas actúen devuelve poder y esperanza.

De Manila a Burdeos, de Dakar a Puebla, cada persona desempeña un papel para afrontar los desafíos sociales y medioambientales.

Solo si permanecemos unidos, todos juntos, podremos cambiar de mundo.